A dónde va a parar la basura electrónica

Agbogbloshie es un barrio marginal de Accra, la capital de Ghana. Cada año reciben cientos de toneladas de basura electrónica de Europa y Estados Unidos. Perdón, no quise decir basura electrónica, en realidad llega en calidad de “donaciones”. Deshacerse de tantos componentes tóxicos necesita un calificativo más elegante.

Muchos de los habitantes del pobrísimo barrio acuden al basural en busca de aquellas partes que puedan reutilizarse. Las venden y consiguen algunos míseros centavos de dólar para vivir. En algunos casos, muy pocos, las computadoras pueden rescatarse del olvido y son donadas a algunas escuelas de ese país.

Lagos (Nigeria), Nueva Delhi, Bombay, Chennai y Ahmadabad (La India), Guiyú (China) y Karachi (Pakistán); son algunas ciudades del mundo que son contaminados con los descartes de los países del “primer mundo”.

Según leo en un viejo artículo de Soitu, se producen entre 20 y 50 millones de toneladas de residuos electrónicos al año en todo el mundo, y más del 80% de esta chatarra contaminante se exporta a países del tercer mundo.

La imagen que ven arriba es de una serie de fotografías que realizó Andrew McConnell en Ghana. Y el siguiente corto, también referido a esta temática, llamado “E-Waste” fue ganador en Media That Matters 2008. Aquí se afirma que en Estados Unidos se desecharon unos 500 millones de computadoras obsoletas. Y cuáles son los tóxicos que despiden estos aparatos y cómo afectan nuestros cuerpos:

Más Información:

– Greenpeace elaboró un artículo llamado en “Envenenando la pobreza. Residuos electrónicos en Ghana” (descarga .pdf)

Elementos que contiene la basura electrónica.

Publicado por

Nicolás Píccoli

Periodista. Leo, aprendo y hago cosas en Internet. Llámeme Licenciado. Soy @sic

3 comentarios sobre “A dónde va a parar la basura electrónica”

  1. Muy interesante el artículo, muy triste la situación.

    Por qué el primer mundo no se mete la basura electrónica en el bolsillo?!?!?! (por no decir una grosería).

    Digo, esos países ya tienen bastante como para que encima un Don Primer Mundista venga a contaminarlos con su basura.

    Cada día confirmo más que somos el ser humano es el producto de la INVOLUCIÓN del mono.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *