“Te guste o no, la agregación de contenido es parte del futuro de los medios”

Arianna Huffington

Foto DNJ

 

Desde hace algunas semanas se está discutiendo sobre si “la agregación de contenido” como parte de la estrategia online de un medio es una buena práctica, o al menos, si es “ético”. Para ser correctos, el debate se inició cuando el Huffington Post (con “Arianna the queen of aggregation”) comenzó a tener relativo éxito y todos salieron a cuestionar la práctica.

Un nuevo capítulo se abrió con la utilización que hizo el HuffPo de un artículo de Advertising Age donde lo reprodujeron casi textual, sin mucho agregado de redacción y sin dar demasiado crédito a la fuente. A tal punto llegó el asunto que AdAge publicó una nota quejándose del tema (la acusación fue por “over-aggregation”) y el HuffPo despidió al redactor que realizó el copy&paste. (En Ad Age también ponen como ejemplo esta nota donde reproducen casi textual una nota de Playboy).

Dejando por un momento el debate puntual del HuffPo, es interesante el debate porque también se habla de la fugacidad de una primicia. ¿Cuánto demora un sitio en tener como propia una noticia? Nada, en minutos probablemente circulará por todos los sitios y redes sociales. El punto es cómo se realiza esa “agregación”, algo nada nuevo por cierto. Y aquí es necesario hilar más fino.

Por ejemplo, el post que estás leyendo fue tomado de otro que escribió Mathew Ingram y publicó en GigaOm con -casi- el mismo título (por eso las comillas) y yo lo estoy adaptando al español y sumándole mi opinión personal. A esto le podemos llamar ¿”over-aggregation”? No. ¿Traducción? No. ¿Traducción y reescritura? Tampoco. ¿Solo reescritura? Sí.

Voy a intentar poner algunos ejemplos de “agregación” para saber de qué estamos hablando:

Agregadores automáticos. Google News es quizá el agregador más conocido, sólo funciona con ‘robots’ que toman el contenido de otros sitios y lo ponen en un lugar. No hay editores “humanos” detrás. Su modelo es cuestionado por varios directivos de la industria de los medios, incluso por infringir los derechos de autor. También se puede incluir otros como Techmeme (que sí tiene editores de carne y hueso) aunque tienen algunas variantes como: sumar tweets a sus fuentes de información.
Agregadores como plataforma. El caso Storify es el ejemplo más claro. Sistemas que permiten poner en una pieza el contenido de terceros para crear una única cronología. ¿Es robo? No porque se está linkeando y extrayendo sólo una porción de la información (en el caso de texto). Si es contenido audio visual, sólo suman las publicadas en plataformas para compartir, alojadas en ellas y con sus respectivas licencias.
Agregadores en medios. Hay muchos casos, podría nombrar el HuffPo, más cercanos tenemos a La Información y el ya cerrado Soitu tenía su propio agregador manual. Aquí hay varios casos distintos. Los primeros toman título y pequeño texto de la noticia, para luego enviar al lector a la fuente original si quiere completar la lectura. En el caso de Soitu, titulo y texto corto no corresponden necesariamente al sitio original.

Creo que no me olvido ningún modelo más. Si es así, todo lo demás no es nada nuevo, nada que el periodismo no haya pasado antes. A saber: el caso que mencioné al principio es un claro copy & paste. También están los que toman de otro medio algunas partes de texto, las reescriben, las adaptan, les suman opinión. Tal como haría cualquier redactor con un cable de noticias. También están los que traducen post completos y agregan la fuente. Y varios etcéteras. Pero todo eso pertenece al oficio periodístico donde el robo, plagio, re escritura (refrito) sucede de distintas maneras, como muchos matices y responde también a la calidad de lo que se produce.

En cuanto a si la agregación forma parte del futuro de los medios, también es un debate que merece discusión. En parte la agregación sirve como modo de “curar” los contenidos. ¿Cuántas fuentes de información podemos consumir? ¿No es útil poder elegir un lugar que nos dispare historias según nuestros intereses? ¿Qué es Twitter acaso? ¿Qué calidad tiene la agregación de contenido que se realiza en un medio? ¿Es sólo por tráfico y el modelo de negocios? ¿Por qué los usuarios eligen entonces un sitio como HuffPo?

Publicado por

Nicolás Píccoli

Periodista. Leo, aprendo y hago cosas en Internet. Llámeme Licenciado. Soy @sic

Un comentario sobre ““Te guste o no, la agregación de contenido es parte del futuro de los medios””

  1. Pingback: Week-Log.408

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *