Cómo pega

por Facundo Falduto

Guarden las palomas de la paz, barran la serpentina y el papel picado, despidan a la orquesta: hace una semana ya que el senador demócrata de Illinois, Barack Hussein Obama, fue electo 44to presidente de los Estados Unidos.

Pasado el regocijo colectivo de todo el planeta (y de otros planetas también, seguro), cabe preguntarse cómo serán las relaciones del nuevo líder norteamericano con el gobierno actual, y cómo afectará esta elección a nuestro país.

Ya habrán escuchado a gente que dice que nada cambia, que todo sigue igual, que Obama es sólo una cara nueva (y negra) al imperialismo de siempre. Este tipo de afirmaciones tiene algo de cierto y mucho de cuestionable.

El imperio seguirá siendo el imperio, controlado por más o menos las mismas corporaciones y el complejo industrial militar. Pero eso no implica que el gobierno demócrata vaya a ser idéntico a lo que habría sido uno republicano.

Este cambio se debe más a la coyuntura que al recambio de nombres: Estados Unidos y el mundo se ven sumidos en una crisis financiera global, la más grave desde la Gran Depresión. Y al igual que en aquella crisis, todo indica que la mejor forma de salir de esta es con un New New Deal: más intervencionismo estatal, vuelta al keynesianismo, mayor consumo y producción real.

Estados Unidos, en resúmen, se dedicará a “vivir con la suya”, fomentar el consumo interno y aumentar las exportaciones. Es la lógica cíclica de autoconservación del capitalismo. ¿Pero esto quiere decir que nuestro país va a perder mercados?

Continuar leyendo “Cómo pega”

Mortal Kombat (?)

Por Facundo Falduto

Decíamos acá que la actual crisis financiera global significa el posible derrumbe del paradigma neoliberal y el potencial resurgimiento del Estado Interventor como principal sostén del capitalismo.

Pero una cosa es que el Estado salga a respaldar y salvar al Mercado y otra muy distinta es que intente reemplazarlo. Por eso para muchos son aceptables los salvatajes de los sistemas financieros de Europa y Estados Unidos y aberrante la estatización de las jubilaciones en Argentina.

Si se concreta la privatización de las AFJP, el Estado no sólo se quedará con unos 30 mil millones de dólares, sino también con una importante porción de varias empresas estratégicas. Y esto al Mercado mucho no le gusta.

Por eso, ni bien se anunció la medida, circuló un video de un discurso del ex presidente Juan Domingo Perón de 1973, en el que supuestamente criticaba la jubilación estatal.

Continuar leyendo “Mortal Kombat (?)”

Mucho en juego

Por Facundo Falduto

Cada vez que Cristina Fernández de Kirchner y su marido Néstor se van al Calafate, pueden ocurrir dos cosas: o descansan como en vacaciones o idean un anuncio que cambia todo el escenario político de Argentina.

Eso ocurrió la semana pasada cuando anunciaron que enviarán al Congreso el proyecto de ley para el traspaso de los aportes jubilatorios de las administradoras privadas a el organismo estatal ANSES.

En efecto, la posible estatización de las Administradoras de Fondos de Jubilaciones y Pensiones (AFJP) cayó como una bomba y sacudió los cimientos no sólo de la política local sino que impactó en todo el mundo.

Estamos en medio de una crisis financiera global que cuestiona los cimientos mismos del capitalismo y encarna la (posible) crisis del paradigma neoliberal y el (potencial) resurgimiento del Estado Interventor.

En ese contexto, que CNN En Español dedique dos días seguidos a cubrir el anuncio de una medida de un país con tan poco peso económico y geopolítico en el resto del mundo no es un dato menor.

La posible estatización ocurre mientras los países del primer mundo, usuales defensores de la no intervención, salen a rescatar instituciones financieras con la vana esperanza de ponerle un piso al derrumbe de las bolsas del mundo. Al mismo tiempo, países como Chile también discuten si el Estado debe garantizar las jubilaciones.

Más adelante discutiremos los detalles de la estatización y si la medida es acertada o no (anticipo: sí), pero cabe ahora proyectar a futuro y ver los posibles escenarios de la disputa.

Continuar leyendo “Mucho en juego”