El éxito de BuzzFeed

Buzzfeed

En medios digitales, la noticia más importante de la semana fue la cuestión BuzzFeed. Ese sitio que cuando uno entra piensa que es sólo entretenimiento, ‘virales’, fotos de gatos, personajes norteamericanos que ni sabemos quienes son, fotografías que rozan lo bizarro en todos sus aspectos. Artículos en listas con scroll infinito (que se abren en pestañas nuevas todo el tiempo) y que algunos no llegan ni a un párrafo de extensión con cientos de publicaciones con “Los 10 más…”.

Ese sitio fue motivo de varios análisis esta semana. ¿Por qué? Primero, porque llegó a los 30 millones de visitantes únicos el mes pasado. Además anunció que los ingresos para el 2012 serán el triple de lo que la compañía logró el último año y otro dato: sus empleados pasaron de ser 26 a 117. Todo en un contexto mundial de reducción de planta en los medios y muy bajas ganancias.

Lo importante son los números pero también los argumentos.

Su CEO, Jonah Peretti (ex Huffington Post, nada menos), le envió una carta a todos sus empleados explicando las 7 razones por las cuales cree que BuzzFeed la está rompiendo. Esa carta se hizo pública cuando Chris Dixon, conocido por sus startups y además inversor en Buzzfeed, la publicó en su blog. Leerla es importante para entender más que un modelo de negocio o el tratamiento de un producto. Su visión estratégica, acertada hasta el momento, tiene tanta lógica que es difícil saber por qué grandes medios no aplican al menos una parte de sus enunciados.

Para Peretti, su parámetro de comparación no son compañías como Conde Nast, sino Twitter o Facebook. Su foco está puesto en el largo plazo. Sus inversiones (hay que decirlo: se sustenta en base a ellas) están puestas en tecnologías que  no tienen un impacto inmediato en la empresa. Tomo la traducción de Indexante sobre este tema:

La mayoría de los editores construyen su sitio grapado por un conjunto de productos fabricados por otras compañías. Obtienen su CMS de una empresa, su paquete de análisis de otro, su tecnología de anuncios de otros, sus widgets relacionados con contenido son alimentados por otro, a veces incluso a sus redactores son contratistas que no trabajan para la compañía. Esta es la razón por la que muchos sitios editoriales tienen el mismo aspecto y también por qué puede ser tan increíblemente complejo y difícil de navegar. Se trata de productos Frankenstein atornillados entre sí por un equipo técnico que integra productos de otras personas en vez de construir por su propia cuenta.

En BuzzFeed tomamos el enfoque opuesto. Gestionamos nuestros propios servidores, hemos construido nuestro CMS desde cero, hemos creado nuestro propio sistema de estadísticas en tiempo real, tenemos nuestro propio equipo científico de datos, hemos inventado productos propios de publicidad y nuestros propios formatos de publicación, y todos estos productos son traídos a la vida por nuestro propio equipo editorial y por nuestro propio equipo de servicios creativos. Somos lo que ustedes llaman un “producto de integración vertical”, que es rara en la publicación web. Asumimos la responsabilidad de la tecnología, la publicidad y el contenido, esto nos permite hacer un producto mucho mejor donde todo funciona en conjunto.

También habla del “respeto a los lectores”. Sí, respeto. No molestar. En la práctica, cuenta, es no realizar diapositivas y artículos paginados que ‘roben’ miles de clicks a los usuarios con el solo fin de obtener más páginas vistas y por consiguiente miles de impresiones para sus banners. No publicar títulos engañosos para atraer nuevos lectores, llenar de estrategias SEO el sitio y tampoco implementar aplicaciones de Facebook “sin fricción” que hacen compartir a los usuarios sin saberlo del todo.

Los tres puntos sobre los cuales está puesto el foco del sitio:

1) entertaining content

2) substantive content

3) social advertising

Su preocupación por “ser” sociales no está forzada. Más bien piensan en lo que al usuario le gustará compartir para que ellos la conviertan en “social”. Lo mismo con la publicidad. No hay banners, no hay flash. Los sponsors, si se fijan, pasan desapercibidos aunque están allí. Publicando posts como si fuera contenido propio. Tal como hace Twitter con sus “tweets patrocinados”.

También destaca su gran equipo, fundamental. Y una visión estratégica que debe estar atenta todo el tiempo. Ya vemos qué pasó con Digg…

Insisto (en la carta se aclara y reconoce) que hay un buen soporte de inversión que apoya el proyecto. NEA es uno de ellos, “the biggest venture fund in the world”.

A veces el dinero es importante para construir medios importantes y admirables, como The Verge por ejemplo. Pero cuántos medios hay que con igual o similar apoyo financiero no logran encontrar un rumbo. Hasta aquí vimos un modelo más que interesante. A pesar de que nos pueda o no gustar el resultado, sus ideas fuerza de ejecución creo que son atendibles. Y también discutibles. Pienso en el desarrollo propio que plantea como virtud. Es un tema extenso, pero en tiempos donde hay CMS tan poderosos, con una comunidad mundial de desarrolladores que lo fortalecen todos los días; ¿es necesario arrancar de cero con uno?

Publicado por

Nicolás Píccoli

Periodista. Leo, aprendo y hago cosas en Internet. Llámeme Licenciado. Soy @sic

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *