Cómo escribir para usuarios no tecnológicos

Mis amigos me lo han dicho varias veces, entran al blog y me dicen que no entienden nada: “qué carajo es Twitter?”. Me frustra bastante no poder llegar a ellos -no a mis amigos, ellos ya se arreglarán 😉 . Me refiero al lector que “cae” a este modesto blog, que cada tanto comenta algunas herramientas web, y resulta que no están bien expresadas o directamente no se entienden. Juro que hago el esfuerzo.

Por eso es que me interesó esta pequeña lista de recursos, tips, consejos (lo que sea) sobre cómo dirigirse a un público/lector no especializado (que por otra parte es la gran mayoría). Cabe aclarar que muchos sitios no buscan justamente dirigirse a la gran masa: su lector es claramente específico y no les interesa ampliar. Y está bien! Vale para quienes sí desean lanzar el dardo más lejos y por ensimismamiento tal vez crean contenidos de difícil decodificación.

1. Evitar la jerga. Es cierto que una palabra puede simplificar una larga explicación. Pero lo cierto es que no todos están al tanto de esa palabra casi de gueto. Una solución posible es enlazar a la explicación (wikipedia suele tener varias de esas definiciones).

2. Uso de analogías. Un recurso para ser más explícitos con aquellos que queremos explicar (ya que eliminamos la jerga). Tampoco hay que abusar porque si nos pasamos aburrimos…

3. Contar el resultado, no el proceso. La excepción sería si justamente el motivo es explicar el proceso. Caso contrario, contar el proceso puede ser abundar con explicaciones innecesarias. La idea es ir al punto.

4. Enlazar a recursos adicionales. La información extra siempre es bienvenida. Si en el punto anterior decíamos no explicar el proceso, bueno, podemos enlazarlo! En mi caso trato de hacerlo hacia el final del post. Si el lector se quedó con ganas de profundizar más, le brindamos algunas pistas.

5. Uso de información visual. Hago una autocrítica porque soy muy vago para esto (¡a pesar que tengo una sección sobre el tema!) La verdad es que simplifica mucho las cosas e introduce al lector de mejor manera.

6. Casos de estudio o ejemplos aplicados. Poner ejemplos claros de cómo fue aplicado aquello que estamos comentando puede dar una mejor idea a nuestros lectores. A veces si la explicación es sólo el desarrollo del ejemplo resulta suficiente.

7. Referirse a eventos o artículos que han sido tratados en grandes medios de comunicación. Pueden ser bloggers, medios digitales y demás. Esto produce (según entiendo) un mayor efecto en la circulación de la noticias, tanto propia como ajena.

8. Introducir nuevas tecnologías poco a poco. En este punto creo que si bien podemos empezar paulatinamente, debemos mantenerlo (según el tipo de proyecto). Es que no siempre nuestros lectores comienzan ni bien lanzado el sitio, pueden entrar en cualquier momento, entonces corremos el riesgo de caer en los puntos antes mencionados.

9. Responder los comentarios y correos. Las consultas pueden llegar por estas vías y es importante responderlas. Además de solucionar el problema de nuestro lector, puede ser útil para futuros lectores que lleguen en la misma situación.

10. Ser paciente. Sí, en un punto nos puede resultar un poco denso tanta cautela y explicación, esto puede desesperarnos. Pero de ello puede depender el éxito del proyecto y la calidad de nuestros contenidos.

Publicado por

Nicolás Píccoli

Periodista. Leo, aprendo y hago cosas en Internet. Llámeme Licenciado. Soy @sic

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *