Contra la infografía inventada

Infografía inventada

Pasó hace algunos días, después del asesinato a Osama Bin Laden. Muchos medios gráficos publicaron infografías con muchos datos inventados de cómo fue el operativo para matar al líder de Al Qaeda. Una cantidad de detalles que ningún medio tenía (y todavía carece de ellos) fueron plasmados en algunas gráficas que recrean lo sucedido como si fuera un cómic o una historieta. Y olvidaron lo esencial: la infografía es periodismo.

Por supuesto que levantó polémica (menos mal) entre varios infografistas y medios de distintas partes del mundo. Al punto que publicaron una suerte de manifiesto o declaración de principios sobre cómo debe proceder quien se dedica a este trabajo.

1. Una infografía es, por definición, una muestra visual de hechos y datos. Por tanto, no se pueden producir gráficos sin información fiable.

2. La infografía no debe incluir elementos que no estén basados en hechos conocidos o con pruebas.

3. La infografía no debe presentarse como una muestra de los hechos cuando en realidad es ficticia o basada en interpretaciones no verificadas.

4. No deben publicarse infografías que no acrediten sus fuentes de información.

5. Los profesionales de la infografía periodística deben rechazar elaborar ningún tipo de presentación visual que incluya componentes imaginarios diseñador para hacerlos más ‘llamativos’ o ‘espectaculares’. Los editores deben evitar pedir gráficos con información de la que no tengan pruebas.

6. La infografía no es ilustración ni arte. La infografía es periodismo visual y debe regirse por los mismos estándares éticosque se aplican en otras áreas de la profesión.

Publicado por

Nicolás Píccoli

Periodista. Leo, aprendo y hago cosas en Internet. Llámeme Licenciado. Soy @sic

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *