Conversación iniciada

Contectados

Cada vez que me preguntan qué es Twitter me pasa lo mismo. Cada vez que alguien me dice: ey! ¿en qué andás? ¿qué es eso? Cada vez que me preguntan qué se puede hacer en internet, que utilidad darle además de ver videos y ‘estar’ en Facebook. Cada una de esas veces me pregunto: cómo es posible iniciarse en una conversación ya iniciada.

No soy envagelizador ni cerca, pero mucha gente con la cual comparto mi tiempo está alejada de este mundo virtual y me preguntan. Y mucho. Entonces con gusto les doy por enésima vez vagas impresiones de la rica vida social que llevo en la web. ‘Conozco’ cientos de bloggers, los admiro, los sigo por Twitter, Facebook, Linkedin o Flickr. Aprendo mucho de ellos y ‘soy blogger’ en gran parte gracias a ellos.

Mi intención es contagiarlos de todo el entusiasmo que me mueve a mí a escribir a cualquier hora, bajo cualquier circunstancia en este blog. Les cuento todo lo que hago, lo que leo (que claramente supera a mi producción), en las redes sociales donde participo. Que no tiene que ver con mi profesión de periodista que me gusta todo esto. Si sos gastronómico o relacionado al turismo, ponele, hay un mundo muy atractivo por conocer. Contactos, información, compartir experiencias; para empezar. Después hay oportunidades de negocio, laborales y muchas cosas que dependen de la astucia de uno (pero eso es otro tema).

En una conversación ya iniciada uno debe entrar por la tangente u observar durante un tiempo hasta aparecer con algún background (se me ocurre). No tengo certezas al respecto. Pero desde que empecé a escribir en este blog (y desde antes también) leo mucho sobre temas que jamás publico y tienen que ver con análisis de la web, su futuro, hacia donde se está moviendo, la inversiones, el software libre, un plugin fantástico para WordPress que jamás usaré, una recopilación de funciones javascript que tampoco sé si las usaré (aunque ahora sé que existen) y así podría nombrar muchos temas más.

Son tópicos que me interesan pero en mi cabeza persisten los ecos de las preguntas que mencionaba al principio: ¿qué es? ¿para qué sirve?. Pienso en todos aquellos que están fuera de ‘la conversación’, por falta de educación, falta de recursos o porque simplemente nadie nunca jamás se les cruzó para contarles de qué se trata todo esto (redes sociales, compartir, generar contenido, aprender, investigar, enriquecerse, darse a conocer, experimentar, divertirse, conocer gente, ganar contactos). Mirando cualquier estadística de usuarios de internet que generen contenido (muy bajos, siempre) pienso en ellos.

Me extendí demasiado, pero quería reflejar al menos una parte de lo que me pasa cuando tengo que explicar (por ejemplo hoy) qué carajo es Google Friend Connect y que ¡¡¡ahora con tu ID de Twitter podés loguearte en cualquier sitio!!! ¿El qué?

Hoy es esto, mañana será alguna herramienta nueva y me seguiré preguntando cómo invitar a muchos, que están ahí, cerquita, a una conversación que ya está iniciada.

Publicado por

Nicolás Píccoli

Periodista. Leo, aprendo y hago cosas en Internet. Llámeme Licenciado. Soy @sic

6 comentarios sobre “Conversación iniciada”

  1. Una reflexion bastante buena a mi parecer, pues a mi (en pequeña escala, pues claro) me ocurre lo mismo y a todo blogger le ocurre tambien :P. A veces es algo colmador tener que estar una y otra vez tratando de explicar los beneficios de esta nueva web, ademas de las casi infinitas formas de uso (no solo Messnger, Facebook o navegar por la web), sino tambien la posibilidad de empaparte con contenidos que esten orientados a tus gustos o a tus aptitudes 😉 esa es la gracia de estar en esta nueva web. Solo hay que armarse de paciencia y lograr evangelizarlos 😉

    Punto aparte: lo de twitter aun no es cierto, en este link —> http://estwitter.com/2008/12/15/twitter-integrado-con-google-friend-connect/ hay mas info 😉

    saludos y gran reflexion ^^

  2. Muy buena la reflexión. Me pasa lo mismo, el domingo tuve que andar dando explicaciones y siempre y cuando el otro se interese en lo que digo, no tengo problemas en explicar todo lo que quieran saber.

  3. Sí, y tiene que ver también con el tipo de contenido que generamos en nuestros blogs, que justamente hablan de esto. Cuántas veces publicamos cosas tannnn específicas para tannnn pocas personas :)

  4. Comparto todo, me pasa lo mismo.

    Trato de ponerme al día con todo porque hay demasiadas cosas, demasiado buenas, de las cuales tal vez nos quede poco. Este post, por ejemplo, lo leí intentanto bajar mi reader a cero. Voy 11 😛

    Leo sobre temas que me interesan y algunos que no tanto; cuando le pueden interesar a otros trato de enviarselos, pero a la vez pienso en todo lo que se pierden por no prestarle suficiente atención a internet. ¿Cuánta es suficiente si yo mismo tengo mucho tiempo libre y aún así no llego a leer todo lo que quiero?

    La clave es seguir compartiendo y evangelizar un poco. En la redacción soy un profeta del Google Reader y ya logré que muchos lo adopten 😛

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *