Dulce de leche

dulce-de-leche

Post Patrocinado
y dedicado al amigo Simon!

La imagen de arriba debería ser motivo suficiente para extrañar el país que te vio nacer y te dio de comer. La nostalgia debería aflorar ante la sola mención de “dulce de leche“.

Mi amigo Simon (Australia) no nació ni creció en Argentina. Pasó 1 año y miles de escalas en cada uno de sus viajes. Pero seguro que volvería al país por dos cosas: el asado (allá lo hacen feo: le ponen salsas y lo ¡queman!) y por el dulce de leche, que allá se consigue pero no es lo mismo…

Como no tengo dinero para traerlo de vuelta a este argentino por adopción, una buena manera de hacerlo sería con la promoción de Ilolay: Repatriá a un argentino. La idea es que se postular a algún argento que esté en algún lugar del mundo, juntar votos, y ¡traerlo de vuelta!

Disclaimer: se aceptan patrocinios de agencias de viajes, narcos, líneas aéreas, fábricas de valijas, o lo-que-sea para traer al amigo Simon a la Argentina. Gracias :)

Publicado por

Nicolás Píccoli

Periodista. Leo, aprendo y hago cosas en Internet. Llámeme Licenciado. Soy @sic

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *