El peor año de este blog

En abril Sicrono cumplirá 6 años y, desde su existencia, el 2012 fue su peor año. Y no pienso en cantidad de visitas ni en comentarios. La continuidad y motivación personal es lo que valoro.

El año que pasó fue el de menor cantidad de entradas publicadas. El ritmo habitual era de unos 2 posts promedio por día y bajó a 2 o 3 ¡por mes! Las razones fueron varias: mucho trabajo (sí, claro, no vivo de esto), escaso tiempo para publicar y dar paso a otras prioridades.

Hasta quise publicar un último post de despedida y darlo por ‘discontinuado’. Después pensé que por ahí, en algún momento, me darían ganas de escribir algo y fallaría en la promesa de no hacerlo más. Entonces lo dejé así, con bajo ritmo de publicación y a la espera de retomarlo.

Desde su nacimiento este espacio lo utilicé para comentar artículos que iba leyendo, algún que otro análisis, cosas que me sorprendían y me resultaban de gran interés. Siempre (o casi) relacionado con los medios, las redes sociales y la tecnología. Hasta que me desanimé. Los tiempos cambiaron, pensé, y deje de sentir la necesidad de hablar sobre innovaciones en los medios. En parte porque perdí la capacidad de sorpresa y asombro, y además cambié el foco de atención.

Un blog que habla sobre medios en Argentina durante 2012 debería haber tratado temas como la Ley de Medios, la relación de los medios de comunicación con el gobierno actual. Mirando hacia afuera: el regreso de los ‘muros de pagos’, la caída de la circulación del papel, los despidos de periodistas en muchas partes del mundo, cierre de publicaciones… Todos temas donde no me interesa meterme.

Mis intereses pasaron, sobre todo en la segunda mitad del año, en leer y estudiar un poco de programación, ver cómo se hacen ‘las cosas’ y capacitarme un poco. También algo de fotografía y del llamado “periodismo de datos”.
Pero es rara la sensación que se siente en dejar cuasi abandonado un blog después de tantos años. No cumplir con la exigencia auto impuesta despierta cierta culpa.

Para 2013 pensé que la solución podría ser abrir un poco el espectro temático y, sobre todo, cambiar la dinámica de publicación. Tal vez posts más cortos, pequeñas reflexiones, recomendaciones de lectura. Aun no lo tengo muy claro. Sí sé (y es un deseo) que no quiero discontinuar un blog que me dio tantas satisfacciones. También sé que no voy a prometerles nada porque no quiero someterme a una auto-exigencia que después no pueda cumplir. Ya lo aprendí.

Supongo que quienes tienen algún blog hace tiempo deben haber pasado por alguna situación similar. Me gustaría conocer sus experiencias. Si tienen ganas, pueden contarlas en los comentarios (o dejar un link si también lo publicaron ;)).
Buen año para todos!

Publicado por

Nicolás Píccoli

Periodista. Leo, aprendo y hago cosas en Internet. Llámeme Licenciado. Soy @sic

28 comentarios sobre “El peor año de este blog”

  1. Yo creo que lo ideal es que hagas microposteos. Algo así como una ampliación de los 140 caracteres. Yo siempre quiero dedicarle tiempo al mío y me resulto imposible. Pero le doy a full al tumblr, que es de fácil actualización.

  2. Lo mismo pienso: pequeñas reflexiones. Quizás un link a una noticia interesante y un párrafo con tu opinión al respecto. Salute.

  3. uff. Creo que a todos nos pasa lo mismo. Hace unos días, WP me mandó el resumen del año…77 posts! De todas formas creo que lo mejor es saber que sigo contando con ese espacio para contar alguna huevada que me interesa compartir con los ¿pocos? lectores que quedan y si sirve, aportar algo que les sirva.

    En fin, será cuestión de seguir experimentando un poco y ver que es lo mejor.

    Buen año!

  4. Banco la idea de Gauyo, y banco también ampliar un poco el abanico de temas. Basicamente a cualquier cosa que te inspire o te resulte para la reflexión a vos. Como lector de hace años del blog, puedo decir que si te interesa a vos hay una chance muy importante de que por lo menos me llame un poco la atención a mi también! Y no te presiones con los tiempos, y demás! Cuando te pinte, querido! La presión se nota en los posts sino!

  5. Hace mucho que leo sicrono, aunque creo que esta es la primera vez que comento. Tengo un blog y me ha costado horrores actualizarlo por más o menos los motivos que mencionas; falta de entusiasmo, ganas de hacer otras cosas. Es raro el tema blogs, hay gente que cree que los blogs pueden reemplazar a los medios en el futuro, yo no lo creo. Salvo excepciones, las personas no tenemos la constancia de los medios tradicionales. Muy interesante un post de Zanoni en eBlog, en dónde Pergolini toca el tema, en una entrevista hecha por JP Varsky para un programa que sale (o salía, no sé) por Canal (á).

    Yo decicí no actualizar por obligación y hacerlo únicamente cuando tenga ganas, por suerte (?) no tengo tanto tráfico.

    Feliz año!

  6. Me pasó lo mismo, y lo que senti en mi caso fue que terminaba haciendo post cortos, rápidos y sin contenido por la presión de escribir. Con el tiempo comprendí que si no sentia escribir no debia hacerlo. Como dice Milton, la clave está en encontrar algo que te apasione, para eso siempre encontramos tiempo.
    Todos los éxitos para el 2013! Saludos

  7. Podés convertirlo bastante fácil en un tumblr. El botón de Post It de wordpress que está en Ajustes/Escritura puesto en la barra del navegador es re práctico porque te abre un modal directamente sobre lo que estás viendo, como el de Tumblr o Pinterest. Una Categoría especial con un page layout apropiado y ¡listo!
    Casi nadie lo usa pero es una gran herramientita 😉

  8. Otra más que se suma a la lista de “me pasó lo mismo”, y te diría que básicamente por las mismas razones.

    Como para mí Acceso Directo es un proyecto que me interesa que siga en pie más allá de mi persona, pude contratar a algunos escritores para que publiquen, con lo cual “el blog” siguió igual, pero mirando MIS posts, escribí unos 120 en todo el año. No es un mal número, pero ni cerca de lo que solía escribir antes.

    El tema de la culpa es impresionante, nos ponemos exigencias a nosotros mismos y después nos carcome por dentro. Sacátela de encima, esto es para que lo disfrutes y te expreses. Si te va como mini-post, que sea así, si lo hacés como Tumblr, también. Lo que sea que te cierre a vos. Es tu espacio y no le debés explicaciones a nadie… ni siquiera a vos mismo!

    1. Gracias Ceci! También pensé en contratar a bloggers… pero siento a este blog tan personal que creo que se modificaría demasiado… En cuanto a la culpa, es tremendo que se convierta en algo así un espacio donde el creador (NOSOTROS) definimos qué queremos que sea. Fuera auto presióN!!

  9. A diferencia de los otros comentaristas (somos pocos y nos conocemos todos), nunca fui un blogger muy prolífico. No suelo escribir entradas que sean simplemente un comentario de algo que veo por la web. Si, la mayor parte de las veces, leo o veo algo que sirve como disparador para intentar producir una reflexión propia. Eso ha hecho que mi ritmo de publicación sea bajo.

    También estoy coqueteando con la idea de los “microposts”. Armé, en algún momento un posterous para tal motivo, pero quedó prácticamente abandonado. Sin embargo lo adicionaré al blog.

    El mayor problema no es la falta de temas de interés, creo, sino las ditracciones y la posibilidad de comentar TODO en tiempo real en twitter. Esa es la bestia a la que hay que escaparle un poquito.

    Muy buena la radio… ! 😛

    1. Estoy de acuerdo. Pero lo que me pasa es que en Twitter no termino publicando ninguna “reflexión” (o algo parecido). Los 140 me quedan muy cortos… El año pasado pensé en publicar sólo opiniones y posts un poco más largos cada menos tiempo… Pero tampoco me funcionó…

  10. Naturalmente me pasa/pasó lo mismo, tanto con los “problemas” como los “cursos de acción”. Y en cierto punto lo encuentro entendible ya que han pasado muchos años y uno cambio.

    También me pasó con el feedreader que de un momento a otro sentí que ya no representaba a mi “yo” actual y borré todas las fuentes para rearmarlo.

    Con el blog me pasa lo mismo. Lo que hice en la última “crisis” que tuve, y que fue el año pasado, fue dejar de mirar Analitycs y con más razón postear solo lo que tengo y cuando tengo ganas, organicé unas cosas que van más allá de postear un link e invité a postear en un par de ocasiones a gente que me gustaría leer (no para que escriban de manera sistemática sino acerca de cosas que me gustaría leer). La idea de hacer micropost también esta buena.

    En síntesis, espero que le encuentres la vuelta a divertirte con el blog porque de discontinuar Sicrono, sin dudas, sería una baja importante para los que te leemos.

    1. Efecto Sicrono: ya cambié el theme por uno responsive o nosecomo los llaman vos y la RAE, dejé atrás algunas cositas, meto un poco de mano más y comienzo a ver para donde va el contenido.

      Nos vemos en la cima! (?)

  11. Mi blog está por cumplir 5 años y cada vez escribo menos, por distintos motivos (algunos, aquí http://sinrumboniorden.blogspot.com.ar/2011/09/por-que-no-escribo.html), pero cada vez que digo que lo voy a cerrar, algunos comentaristas me dicen que no lo haga, poqrue en algún momento lo voy a necesitar y no lo voy a tener. Nunca tuve un ritmo de posteo, siempre fue cuando venía la inspiración. ¡Tendrán que acostumbrarse mis lectores a que ahora la inspiración no pasa tan seguido! Y como es algo que les está sucediendo a la mayoría de los bloggers, todos lo entienden.
    Saludos!

  12. Cada vez estoy más convencido que uno no sigue los temas de un blog sino a la persona que está atrás de los posts. Por eso es un blog y uno un medio específico.

    Claramente tenés que “abrir un poco el espectro temático”. Y quizá no un poco, sino todo lo que haga falta para que vuelvas a tener ganas de escribir. De eso se trata.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *