Historias criminales

“Creo que hay dos o tres tipologías. No mucho más. Uno: el que mata por envidia, por poder, por no ser abandonado, por manipular al otro hasta las últimas consecuencias. Dos: el que mata por motivos difíciles de entender, por pulsiones incontrolables, por locuras. Tres: el que mata porque se encuentra en un nivel de turbación alto. Este último podemos ser todos: cualquiera, llevado a un grado alto de acorralamiento, puede matar, al menos en defensa propia o en una situación sin remedio. Pero no todos pueden darse cuenta de lo que eso significa; no todos pueden elaborar un arrepentimiento. Creo que si contamos los crímenes haciendo hincapié en el morbo y en la sangre, tendremos historias pasatistas, vacías. Pero si las cargamos de sentido y de cultura, esas historias criminales nos enseñarán algo sobre nuestro mundo y sobre el ser humano.”

Por Javier Sinay, a propósito de la salida de su nuevo libro: “Los crímenes de Moisés Ville en entrevista en Ronnie Arias.

Publicado por

Nicolás Píccoli

Periodista. Leo, aprendo y hago cosas en Internet. Llámeme Licenciado. Soy @sic

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *