facebook-guardian

Los fundamentos de la aplicación en Facebook de Guardian

Me da gusto leer posts como “The Guardian’s Facebook app – Martin Belam at news:rewired” escrito por el responsable de Arquitectura de la Información y Experiencia de Usuario de Guardian. Se trata de un detallado y contundente artículo sobre por qué tomaron ciertas decisiones en el armado de la aplicación de Facebook. Ofrece números, argumentos y no esquiva las críticas. Al contrario, las toma y las responde.

Digo que me da gusto porque no es común que alguien dentro del propio medio publique información que suele tomarse como “confidencial”. Como si el análisis interno y publicado revelara secretos importantísimos que la competencia copiará para su propio beneficio. ¡No hace falta! ¡Si los quieren copiar lo harán igual!

Además me parece interesante el post porque da un poco de luz “real” sobre la gestión de la comunidad. Tranquilamente el artículo podría incluir conceptos del tipo: “en Guardian nos importa la experiencia de navegación del usuario y nuestra aplicación está orientada en ese rumbo”, sin dar números ni razonamientos detrás de los objetivos impuestos. No hizo falta ese tipo de frases que todos repiten porque queda bien. Lo dice con hechos, con la forma de ejecución de su producto.

Rescato algunos de los puntos expuestos que me resultaron interesantes:

  • Mejorar la experiencia del usuario. El 77% de las visitas que recibía el Guardian de Facebook sólo miraban una página y se iban. Esto quiere decir, por un lado, que los visitantes interrumpían su navegación en la red social para irse a leer un artículo. De manera que integraron los artículos completos para no obligarlos a cortar su sesión. Por otro lado, la selección de notas está orientada a seducir al usuario aunque no estén bajo el dominio del medio.
  • Nueva audiencia. Un razonamiento más que lógico plantea Belam. ¿Por qué darle el contenido a FB? Simple:  Guardian llega a 6 millones de personas (en su versión digital) y Facebook a unas 800 millones. Es decir que unos 740 millones tal vez no lean a ese medio, lo que significaría una gran oportunidad para llegar a nuevos públicos.

  • Los números lo confirman. Unas 6 millones de personas instalaron la aplicación y lograron tener un 54% de menores de 24 años. Un público difícil de captar, según explica Belam.
  • Contenido viejo, nuevo contenido. Guardian revivió su archivo a partir de la aplicación. Un usuario comparte una nota publicada años atrás, sus amigos la republican, y así comienza la rueda de circulación que logra captar la atención de muchos. Dan ejemplos de este fenómeno, que logra dar relevancia a viejas notas que de otro modo tal vez no lo tendrían. A tal punto cobró importancia el comportamiento que decidieron modificar la presentación de las notas para que el lector sepa que se trata de contenido publicado en 2009 o 2001, como son los casos que cita.
  • Show me the money. Detalle no menor. La aplicación, a pesar ser un iframe dentro del dominio de Facebook, le permite al Guardian controlar su publicidad. Facebook obtiene ganancias de la publicidad que está dispuesta en los bordes de la página.

Enlace: Review de Guardian en Facebook.

Publicado por

Nicolás Píccoli

Periodista. Leo, aprendo y hago cosas en Internet. Llámeme Licenciado. Soy @sic

3 comentarios sobre “Los fundamentos de la aplicación en Facebook de Guardian”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *