¡Oh sí! ¡Un periódico vertical!

En la Universidad me dijeron que el tamaño del papel de los diarios se debía a una cuestión exclusivamente de clases. La clase obrera, que se supone que sólo viaja en transportes públicos y son hombres de diarios bajo el brazo, tienen su Crónica y Popular. La clase media, siempre ni fu ni fa, tienen su Clarín. La aristócrata, que tiene mesas y escritorios muy amplios parece, tiene La Nación.

Lo comenté por ahí alguna vez (es que lo tenía incorporado como verdad incuestionable) me dijeron que mi acotación era propio de una formación marxista de la comunicación y que Adorno ni ocho cuartos

Ahora me encuentro con una nueva clase de diario impreso que pertenecería a una nueva clase de lector habituado al medio digital: clase media pudiente, un poco snob y pretenciosa. En Argentina sería un palermitano con honores.

Vean este formato ¡vertical! Ideal para espacios reducidos, con instinto de mouse incorporado y mucha onda, por cierto.

Visto en Segundo Plano y Perogrullo que lo tomaron de T/S

Publicado por

Nicolás Píccoli

Periodista. Leo, aprendo y hago cosas en Internet. Llámeme Licenciado. Soy @sic

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *