Tagged crónicas

Gay Talese: “Honrarás a tu padre” y “Retratos y Encuentros”

20130123-224354.jpg

Me habían recomendado leer algo de Gay Talese varias veces. Pero no había podido encontrar algo decente, más que algunas crónicas perdidas en algún blog, hasta el año pasado que Alfaguara publicó dos libros, los que se indican en el título de este post.

Terminé de leer ambos y la sensación que me dejaron es de fascinación. Empiezo por “Retratos y Encuentros” que fue el primero que leí. Se trata de una compilación de crónicas y relatos. “El padre de la no-ficcción”, como leí por ahí que le dicen a Talese, se mete en con personajes y ambientes que son relatados hasta hacértelos oler. Publicados originalmente en revistas, como New Yorker, los extensos artículos carecen de adjetivaciones y el acento está puesto en meras descripciones. El primero de los relatos es una radiografía de New York, de hace más de 30 años, con datos muy precisos sobre la ciudad. Como la cantidad de taxis que tienen y el comportamiento de los changarines que abren la puerta de los coches en busca de una propina. También está la famosa crónica “Frank Sinatra está resfriado”, un texto que es imposible mejorarlo. Porque Sinatra fue lo que fue no sólo por su voz, también por su contexto y el ambiente donde se movía. Y ahí Talese pone las fichas y rescata el universo del cantante de forma excepcional. Con la dificultad, diría fundamental tratándose de una pieza periodística, de no tener una sola línea, ni una mísera declaración, del protagonista principal.

“Honrarás a tu padre” fue publicado por primera vez hace más de 40 años. Es un trabajo también periodístico, encuadrado en “no-ficción”, sobre la vida de la familia Bonano. La familia de la mafia siciliana radicada en New York que llega a lo más alto de la organización con Joseph Bonano a la cabeza. El libro es el relato del ocaso de este tipo de organización, vista desde adentro. Desde el corazón mismo de la familia. Muestra los códigos y costumbres que tantas veces vimos en las películas, probablemente inspiradas en este libro, como la serie Los Sopranos. Las horas de espera en departamentos escondidos en la ciudad, los arreglos entre las distintas facciones de las mafias, horas y horas de juicios e investigaciones policiales, las peleas familiares, los mandatos incuestionables, lealtades y traiciones. Todo es descripto al detalle sin la figura de Talese presente aunque, según lo confiesa en el genial epílogo agregado en 2009, llegó a convertirse en amigo de Bill Bonano y su familia.

Ambos son libros imperdibles. Los recomiendo mucho no sólo por sus tramas, también por la manera en que están escritos. Una prosa y un estilo impecable.