Tagged derechos de autor

¿De quiénes son las fotos publicadas en redes sociales?

De quien la publicó. Es la primera respuesta que a cualquiera se le viene a la mente. Luego están los derechos otorgados por el usuario a la plataforma (sí, eso que todos ponemos Aceptar sin leer). Instagram tiene un lindo quilombito por el tema de usos de las fotos. Pero ese es otro tema.

Lo que vine a escribir es que un juez dictaminó que tanto AFP como Washington Post utilizaron mal las fotos publicadas por un usuario en Twitter. Esto es, hicieron uso comercial de las mismas (¡hasta pasaron por Getty!). Mal, error, es ilegal.

Pero si vamos a hacer juicio por cada medio de comunicación que levanta fotos y videos sin citar fuentes… O bien bajo el generalísimo “Fuente: Twitter” o “Fuente: Internet”… Se satura todo el sistema judicial :P

(Está más que claro que de una vez por todas se debería comenzar a revisar las leyes de Derechos de Autor. Digo, que se yo…)

Cuando los derechos de autor van mal

Copyright is for losers

Los derechos de autor (o copyright) son cuestionados fuertemente desde hace algunos años por autores, propietarios, consumidores, usuarios, intermediarios y sectores de la industria. Digo desde hace algunos años por centrarme solo en la actual ‘etapa digital’ donde la tecnología facilitó (y facilita) la posibilidad de registro, copia y reproducción.

No soy un experto en leyes ni un especialista del tema. Pero estoy envuelto, como casi todos ustedes, en una realidad que nos mantiene al límite de violar estas normas a cada momento. Y las pasamos, y las transgredimos, casi sin darnos cuenta.

Les comento una situación cotidiana que seguro ustedes también la han vivido: entré a un local de venta de diversos productos tecnológicos, en este caso, un Sony Style. No hay que ser muy lúcido para darse cuenta que muchas de las cosas que allí se venden nos deja fuera de las normas. “Prohibida la reproducción, regrabación, alquiler, préstamo, canje, ejecución pública, radiodifusión y cualesquiera otro uso no autorizado de estos fonogramas“, dice chiquito uno de las discos de la góndola. En el estante de enfrente una contundente promoción me ofrece un hermoso pack de CDs vírgenes que permiten la grabación de formatos de “música, videos”, etcétera. Toda la cadena de copiado, registro, grabación y reproducción me la ofrece Sony Style en un coqueto local de un Shopping. Reproductor de MP3, discos vírgenes, discos originales (música, películas, juegos), DVDs players que, según el vendedor, “reproduce todos los formatos” (a.k.a. podés bajarte pelis de internet que la vas a ver joya). Hipocresía pura.

Todo esto es para recomendarles este pequeño documental de 14 minutos llamado “Cuando los derechos de autor van mal”. Nos muestra las contradicción que vivimos todo el tiempo sobre este tema y comienza con un dato demoledor: la canción “Cumpleaños Feliz” tiene derechos de autor en Estados Unidos. ¡Grabarte cantando el feliz cumpleaños es ilegal! (En EEUU, claro). ¿No es ridículo?

Imagen: 917press

Artear (o Canal 13 o Clarín, etc) “amenza legalmente” a un sitio de internet

Todavía seguimos sin entender del todo a internet, me parece. Artear (o multimedios Clarín) le envía a un sitio una carta donde los intima a que se “abstengan de utilizar o incluir imágenes” con derechos exclusivos del multimedio. Lo llamativo es que la página, RojaDirecta, incluye enlaces y no la transmisión de sus contenidos. Creo que si Clarín se dispone a iniciar juicios a todo aquel que ofrezca enlaces a contenidos con sus “derechos exclusivos”, van a necesitar unos 300 abogados para batallar contra una corriente imposible de frenar… No es la primera vez que intentan algo así, ya se habían metido contra Youtube.

Pero volvamos a este caso, veamos el correo enviado por Artear:

“Nos dirigimos a Vds. con motivo de haber advertido que en su sitio de internet www.rojadirecta.com incluyen y emiten imágenes del Campeonato de Primera División del Fútbol Argentino que sin ningún tipo de autorización son tomadas de nuestra propia pantalla, siendo las mismas de nuestra exclusiva propiedad.- En tal sentido, siendo ARTE RADIOTELEVISIVO ARGENTINO S.A., licenciataria del Canal 13 de televisión de la República Argentina la titular de los derechos exclusivos de dichas imágenes quedan intimados a que en el plazo de 24 horas de recibida la presente, se abstengan de utilizar e incluir en los sucesivo en su sitio / página de internet www.rojadirecta.com imágenes de nuestro Canal 13, sean de los partidos de fútbol referidos, como de cualquier otro programa bajo apercibimiento de iniciar las acciones civiles y penales que hacen al derecho de ARTEAR”.

La respuesta fue:

“En respuesta a su simpático correo electrónico (mejor que lo tratemos con humor) en el que nos solicitan dejar de emitir algo que nunca hemos emitido les informamos que no puede ser y además es imposible. Por ello les recomendamos se informen un poco sobre el funcionamiento básico de Internet ya que les podría ahorrar amenazas legales absurdas como esta. Quizás puedan apuntarse a algún cursillo donde les expliquen que es un hipervínculo, enlace, “link” o llámenle “x” pero infórmense, seguro que les aclararía muchas cosas. Por el horario no se preocupen, podrán seguir enviando amenazas legales, existen clases de mañana o tarde que podrían compaginar con tan loable labor para la sociedad”. Y sigue…