Cómo se desarrolló la plataforma web de donación para la campaña de Obama

Es un artículo técnico, pero más que interesante. ¿Cómo y qué cuestiones se tuvieron en cuenta para desarrollar el sitio donde los ciudadanos podían donar plata para la campaña de Barack Obama en Estados Unidos?

Algunos números para poner en perspectiva (más allá de los millones de dólares de recaudación):

  • 81.548.259 páginas vistas
  • 17.807.917 visitantes únicos
  • 240 test a/b para lograr un aumento de la conversión de un 49%
  • 4.000 líneas de código JavaScript
  • 23% del tráfico fue móvil (incluyendo tablets)

Vale la pena leer el artículo completo “Meet the Obama campaign’s $250 million fundraising platform“, sobre todo si estás interesado en las herramientas de desarrollo del sitio. Por supuesto que no partieron de cero. Contrataron a Blue State Digital como proveedor para la plataforma y sumaron catorce ingenieros para trabajar en el frontend.

El tema de rapidez de carga fue fundamental, según cuentan, porque “hicimos la nueva plataforma un 60% más rápido y esto dio lugar a un aumento del 14% en las conversiones de donación”.

Rápido pero también efectivo. Porque tomaron ¡240 test a/b! con Optimizely y lograron un aumento del 49% (ver la imagen arriba).

Por último recomiendan a Jekyll, un “static site generator in Ruby” que sirvió de base para el proyecto.

Código abierto en medios digitales

Sobre las presentaciones de #ONA11 hay mucho por desglosar aun. Vimos algo sobre el concepto de la “segunda pantalla” y ahora rescato algo que se habló sobre código abierto (Open Source) en medios.

La presencia de equipos de desarrollo dentro de las organizaciones de medios llevan algunos años. Al menos en los medios más importantes por su magnitud: NYTimes, Washington Post, entre otros. Allí se experimentan nuevas plataformas, se crean nuevas aplicaciones para distintos dispositivos, se construyen infografías, entre otras cuestiones.

También es cierto que esos desarrollos son puestos a disposición del público para ser remixados, rescritos. Los códigos hechos públicos es una decisión que Google, Twitter, Facebook (en menor medida) y muchas empresas de Internet también tomaron hace años. Esto les sirvió para potenciar sus productos y crear nuevas comunidades a su alrededor.

“El secreto oscuro del código abierto es que cuando lo haces público, la gente lo va a arreglar por ti. Si tus proyectos son buenos, cobrarán vida por sí mismos. Nosotros publicamos todo el código porque enseñar a otros te aporta conocimiento”.

Quien lo dice es Bryan Boyer, diseñador de Chicago Tribune que mantiene un espacio sobre aplicaciones de noticias de ese medio y da a conocer los trabajos realizados por los usuarios. Y dice “secreto oscuro” porque “no es caridad”, hay algo a cambio que recibe el medio al poner a disposición las líneas de código: conocimiento y también nuevos productos.

En el caso del NYTimes, está Times Developer Network y su conocido blog, Code.

Mapas, archivo histórico de artículos, noticias de último momento, datos “duros”… cuántas cosas que son o pueden ser parte de los desarrolladores. Y aquí cito algunos ejemplos pero la lista es extensa.

Queda fuera de este post la utilización del código abierto por parte de los medios. La lógica inversa a esta postura. Es decir, usar desarrollos de terceros para fortalecer la producción periodística de los medios.

Pueden leer más sobre el tema (en inglés): Integrating Open Source Into the Newsroom

 

Cómo desarrollar un sitio web

Desarrollo Sitio Web

(Click para ampliar)

Si sos de los que tienen que desarrollar sitios webs de manera más o menos regular, es posible que necesites descargar y tener a mano esta infografía.

En una línea de tiempo se ubican los distintos pasos en el proceso de construcción de un sitio. Un paso a paso general pero que permite organizarnos, tanto desde el lado del diseñador como del cliente.

Contempla 8 meses de trabajo en distintas fases:

Contacto Inicial – Planeamiento – Contenido – Diseño – Desarrollo – Lanzamiento

Y todas las cuestiones que hay en el medio. Y seguro que faltan más elementos y seguro que se presentan otras más en el transcurso del trabajo. Pero como ‘mapeo’ general no está nada mal.

Vía el blog de Daniel Abadie