Tagged El País

Ardillas y dinosaurios

“Vivimos en esa paradoja. Nunca tuvimos mejores herramientas para contar la realidad. Pero esas mismas herramientas son las que están poniendo contra las cuerdas, económica e industrialmente, a los medios de comunicación tradicionales y, muy singularmente, a los periódicos. Tenemos que movernos en esa contradicción. El secreto de la salida de la crisis es resolver esa contradicción.
(…) ¿Qué está ocurriendo? Los dinosaurios, o mutan o mueren. Para sobrevivir, han de mutar en ardillas, que es lo que pide el nuevo escenario. Animales más pequeños, extremadamente ligeros y capaces de reproducirse con mucha facilidad. Si una ardilla hace un experimento y no sale, enseguida habrá una multiplicidad de ardillas que probarán otras cosas hasta que salgan. Los dinosaurios, ante esa sensación de ser agredidos por nuevos actores que intervienen en un mundo donde ellos antes eran un oligopolio, generan capas y estructuras para protegerse. En este ecosistema tan complejo, tan pantanoso, los dinosaurios, cuantas más superestructuras generan, más se hunden. Más incapacidad tienen para moverse y para comprender. Y más posibilidades tienen de fracasar en el intento de dar ese gran salto a un nuevo mundo.”

Extensa y recomendable entrevista a Gumersindo Lafuente en Jot Down.

Pasar las fronteras

En Internet no hay. El límite puede ser el idioma. El NYTimes busca ganarse uno de las audiencias más grandes del mundo y lanza la versión para china de su sitio.

NYTimes china

No son los únicos. El País, de España, entre una serie de cambios que se vienen sucediendo en los últimos meses; va por Latinoamerica. Ya lanzaron una sección dedicada a Estados Unidos. Ahora llegó el turno de México.

Pueden leer el anuncio oficial.

¿Quién más se suma?

el-pais-boceto

El País se renueva por completo

Desde hace varias semanas El País está presentando una batería de cambios en toda su línea de productos digitales. Hasta el logo del sitio fue modificado: hoy es simplemente “El País”. Sobre esto leí una crítica en Vostuk donde se preguntan si los cambios de nombre sirven aunque sigan cometiendo los mismos errores. Y muestran el siguiente gráfico con la evolución de los diseños a lo largo de los últimos 16 años. Como verán, el énfasis está puesto en la extensión de cada portada:

Pero esto no es lo importante. La transformación es completa, tal como explica Gumersindo Lafuente. Cambio de servidores, CMS, arquitectura de la información, diseño y hasta el trabajo en redacción. “Se está diluyendo la frontera entre web/papel”, dice Lafuente. Y ponen en marcha un verdadero proceso de convergencia que incluye distintos elementos, desde el aspecto visual hasta los métodos de producción. Hasta las áreas de negocio fueron re pensadas al incluir su “Kiosco”: su tienda de oferta de contenido pago para dispositivos.


“De alguna manera hemos cambiado el centro de gravedad de la redacción, que antes estaba en el papel y ahora está en lo digital”. A tal punto es profunda la decisión que crearon un blog para contarlo todo en “El cambio por dentro“.

La renovación también afectó a las aplicaciones móviles, al menos la de iPhone tuvo un rediseño completo.

Ellos llaman “revolución” a esta serie de cambios y transformaciones. Y más allá de los gustos personales de cada uno sobre los resultados, las críticas comenzaron a llegar. Porque su portada es larga, porque faltan contenidos multimedia… Pero mejor, lean ustedes mismos y saquen conclusiones. Antes los posts oficiales:

- Bienvenido a la Revolución en El País.
- Claves del nuevo diseño de El País en El País.
- El País y nuestra propia revolución, presentación en SlideShare.

En otros sitios:

- Top 5 del rediseño de El País.
- El País de la convergencia.
- El País rediseña su versión digital.
- El País y su rediseño total.
- El País se renueva y lo cuenta en su blog oficial.
- El País: new website, same old problems.

Aplicaciones de medios para iPad: experiencias en Francia y España

El País iPad

Interesante y completo artículo publicó Eduardo Arriaga sobre un análisis de las aplicaciones de medios españoles y franceses para iPad. No es un típico artículo que lista las principales cuestiones a tener en cuenta y cuáles hay que desechar. Se enfoca en un análisis de experiencia y, sobre todo, la esencia del iPad como dispositivo. Cómo fue concebido, qué cuestiones están intrínsecas en su uso. Recomiendo su lectura y que opinen porque se sigue actualizando ;)

Es notable que de las experiencias que cuenta, la fácil y poco analizada opción de publicar el .pdf del diario del día, siga vigente. Es incómoda, no ayuda a la lectura y ¡obvio! nadie quiere pagar por eso…

Una de las claves está en pensar la presentación de los contenidos en sintonía con las cualidades del dispositivo. Pero insisto, lean el artículo que es una buen inicio para comenzar a pensar en la lógica de estas aplicaciones.

Visto en Microsiervos

Entrevista a Biz Stone, fundador de Twitter

“Creo que tiene que ver con las personas, no con Twitter. Es solo una herramienta. Siempre hemos valorado el intercambio abierto de información y Twitter ayuda a hacer eso porque conecta a las personas. La gente es inteligente y si le das una herramienta que le ayude a demostrarlo, la utilizarán todos los días”.

El País publica hoy una buena entrevista con @biz, Biz Stone, co-fundador de Twitter. La extensa nota incluye un repaso por lo que la periodista Cristina Pereda, autora del artículo, llama ‘twitterrevoluciones’. Que no es más que el uso de esta herramienta en los conflictos sociales que ocurrieron en Egipto, Bombay, Irán, etc.

Aquí un video con algunas declaraciones de Biz:

El País lanza su microblogging: Eskup

El regreso de Gumersindo Lafuente a El País vino con algunos chiches de Soitu. ¿Se acuerdan de Utoi, la red social de Soitu.es? Bueno, ahora reflota en la versión digital de uno de los medios más importantes de España. Se llama Eskup y es microblogging con esteroides.

Es que permite a los usuarios publicar 280 caracteres (el doble de Twitter), más un plus que pueden ser videos o fotos. El resto de las características son las mismas que Utoi, no se diferencian mucho.