Los fundamentos de la aplicación en Facebook de Guardian

Me da gusto leer posts como “The Guardian’s Facebook app – Martin Belam at news:rewired” escrito por el responsable de Arquitectura de la Información y Experiencia de Usuario de Guardian. Se trata de un detallado y contundente artículo sobre por qué tomaron ciertas decisiones en el armado de la aplicación de Facebook. Ofrece números, argumentos y no esquiva las críticas. Al contrario, las toma y las responde.

Digo que me da gusto porque no es común que alguien dentro del propio medio publique información que suele tomarse como “confidencial”. Como si el análisis interno y publicado revelara secretos importantísimos que la competencia copiará para su propio beneficio. ¡No hace falta! ¡Si los quieren copiar lo harán igual!

Además me parece interesante el post porque da un poco de luz “real” sobre la gestión de la comunidad. Tranquilamente el artículo podría incluir conceptos del tipo: “en Guardian nos importa la experiencia de navegación del usuario y nuestra aplicación está orientada en ese rumbo”, sin dar números ni razonamientos detrás de los objetivos impuestos. No hizo falta ese tipo de frases que todos repiten porque queda bien. Lo dice con hechos, con la forma de ejecución de su producto.

Rescato algunos de los puntos expuestos que me resultaron interesantes:

  • Mejorar la experiencia del usuario. El 77% de las visitas que recibía el Guardian de Facebook sólo miraban una página y se iban. Esto quiere decir, por un lado, que los visitantes interrumpían su navegación en la red social para irse a leer un artículo. De manera que integraron los artículos completos para no obligarlos a cortar su sesión. Por otro lado, la selección de notas está orientada a seducir al usuario aunque no estén bajo el dominio del medio.
  • Nueva audiencia. Un razonamiento más que lógico plantea Belam. ¿Por qué darle el contenido a FB? Simple:  Guardian llega a 6 millones de personas (en su versión digital) y Facebook a unas 800 millones. Es decir que unos 740 millones tal vez no lean a ese medio, lo que significaría una gran oportunidad para llegar a nuevos públicos.

  • Los números lo confirman. Unas 6 millones de personas instalaron la aplicación y lograron tener un 54% de menores de 24 años. Un público difícil de captar, según explica Belam.
  • Contenido viejo, nuevo contenido. Guardian revivió su archivo a partir de la aplicación. Un usuario comparte una nota publicada años atrás, sus amigos la republican, y así comienza la rueda de circulación que logra captar la atención de muchos. Dan ejemplos de este fenómeno, que logra dar relevancia a viejas notas que de otro modo tal vez no lo tendrían. A tal punto cobró importancia el comportamiento que decidieron modificar la presentación de las notas para que el lector sepa que se trata de contenido publicado en 2009 o 2001, como son los casos que cita.
  • Show me the money. Detalle no menor. La aplicación, a pesar ser un iframe dentro del dominio de Facebook, le permite al Guardian controlar su publicidad. Facebook obtiene ganancias de la publicidad que está dispuesta en los bordes de la página.

Enlace: Review de Guardian en Facebook.

Guardian utiliza video inmersivo para una guía de turismo en Tokio

Hace unos meses les comentaba acerca del llamado “video inmersivo” y su posible utilización para crónicas periodísticas. Les contaba sobre Condition One, la empresa que estaba impulsando esa tecnología para aplicarla a relatos.

Guardian acaba de lanzar Tokio city guide, una completa guía sobre la ciudad japonesa que incluye la experimentación con “video inmersivo”. Esto es, utilizar el dispositivo para recorrer la ciudad con vista a 180 grados.

No está nada mal la idea pensando que el tipo de contenido turístico puede tener una vida a más largo plazo que una crónica a como estaba planteado originalmente.

Los videos incluidos en esta etapa son bastante básicos y limitados, propios de una primera etapa de experimentación. En NiemanLab hay más detalles.

Les dejo para que vean un video que promociona el proyecto:

Bienvenido @GuardianTagBot3, un asistente para la búsqueda de artículos en Guardian

Twitter está repleto de bots. Casi siempre para spam, algo humorístico o funciones automáticas como: agradecer que alguien comenzó a seguirte.

Guardian le dio vida a @GuardianTagBot3, una herramienta automatizada con fines un poco más productivos. Interactúa con la API de contenido del medio para respondernos con noticias nuestras consultas. Por ejemplo: puedo preguntarle sobre las últimas noticias sobre Argentina y me responderá con un enlace con los resultados de búsqueda de esas palabras claves. Aquí le “pregunté” sobre Kirchner:

Guardian BotY la respuesta fue:

Se trata de un enlace a resultados de búsqueda de la palabra clave “Kirchner” (hay opción de calificar al bot por su trabajo!).

También se le pueden hacer preguntas pero siempre toma los “tags” que tenga incluidos. Por ejemplo, pregunté: “Lastest Tevez news?” y aquí toma “news” y “Tevez” para darte como resultado esta página con noticias del Apache.

Pueden probar y jugar un rato con el robot. En el anuncio oficial tienen más datos.

¿Debo explicar su utilidad?

 

Guardian: redacción abierta y participación

Guardian Open Newsroom

No es la primera experiencia de abrir la redacción a los lectores. Vimos esto en NYTimes y 20Minutos hace un tiempo. Es un esfuerzo por dar transparencia al proceso de creación de noticias y mostrar la agenda periodística casi completa al público.

Y lo interesante del Guardian es que desde el blog que publicará la grilla con lo temas a tratar, estará el contacto (vía Twitter) del editor para que cualquiera pueda aportar o darle un comentario al respecto.

Guardian no publica todo lo que van a cubrir, pero casi. Vale mas el feedback de la gente que el riesgo a perder el control de la agenda“, dice Dario D’Atri, editor jefe de Clarin.com, quizá uno de los medios más grandes que menos participación del usuario permite. Algo de razón tiene: darle más valor a las respuestas de los lectores, aunque no creo que pierdan el control de la agenda: en la era digital la agenda de los medios impresos ya fue modificada. Salvo las primicias, claro, que el Guardian no las anticipará.

Creo que lo importante aquí es el compromiso que puede generar en los usuarios y los aportes que puedan recibir de ellos. Todo el proceso de la noticia es de manera participativa.

Dan Roberts, editor de Guardian, dijo que la elección de Twitter como vía de contacto se debe a que por correo electrónico se llenarían las bandejas de entrada rápidamente y por la red de microblogging permite elegir los mejores aportes y desechar el resto. Además aclara: “Algunas de nuestras mejores fuentes son los lectores, que ven lo que estamos haciendo y nos ayudan”.

Por el momento, el experimento del Guardian se mantendrá por unas semanas, probarán el formato y, tal vez, se convierta en un espacio permanente dentro del medio.

Visualización: cómo se vivió en Twitter el cierre de News of the World

Todos estarán al tanto del cierre del diario News of the World luego del escándalo de las escuchas telefónicas ilegales. Bueno, el Guardian realizó una visualización con lo ocurrido en Twitter en los últimos cuatro días con el hashtag #NOTW. Fueron analizados 500 mil “tweet” y en los círculos se pueden ver los elementos más mencionados, más “retweeteados” y las noticias relacionadas en esos días.

El resultado pueden verlo en acción en el Guardian, aquí una captura:

The Guardian

The Guardian: prioridad web

Hoy el Guardian publicó una nota de su director ejecutivo donde detalla a grandes rasgos, cuales serán los planes del medio en el corto plazo. Prioridad de su versión digital por sobre el papel e intenciones de expansión son algunos de los anuncios. Tienen más detalles en 233grados y Yahoo! (en inglés).

The Guardian edición digital aniversario

The Guardian

Dice Wikipedia:

The Guardian es un periódico británico propiedad de Guardian Media Group. Se publica de lunes a sábado en formato Berliner. Hasta 1959 fue llamado The Manchester Guardian, reflejando sus orígenes provinciales. El periódico aún sigue siendo conocido por este nombre especialmente en América del Norte, aunque tiene su base en Londres desde 1964.

Para celebrar sus 190 años, su edición digital tuvo una idea simple pero muy buena: recrear la portada de aquel 1821 pero en versión online. Así, con el viejo nombre en el cabezal y las letras un poco desfasadas. Pasen y vean, es navegable y hasta ¡tweeteable!

También lanzaron su blog de archivo, muy recomendable: From the archive blog.

Qué twittean periodistas y medios de UK

Guardian largó una de esas infografías ya típicas de Internet actual con data sobre uso de Twitter. El foco está puesto en aquellos tweets de periodistas y medios de UK durante febrero de 2011. Analizaron 82.340 publicaciones y en el detalle de la nota pueden ver sobre qué temas publicó más cada medio.

Aquí el gráfico (click para agrandar):

Twitter UK Media

El año 2010 según Guardian

Guardian 2010

Como sabrán, estamos en épocas de recopilaciones, tendencias para el año que viene, lo más importante del que pasó y todo tipo de ránkings… De lo visto hasta ahora, lo que más me gustó (y creo que le pasó el trapo a varios medios) es la visualización que hizo Guardian en 2010 – the year in review.

Día por día, este calendario muestra las historias más destacadas del año. Es interactiva porque permite que nosotros, los usuarios, podamos seleccionar (entre los artículos de cada día) lo más importante del mes. Recomiendo hacer click y disfrutar este trabajo en pantalla completa. Pasen, vean y no digan que no les avisé…

Enlace: 2010 – the year in review

Periodismo de datos en el Guardian

Guardian ha estado ampliando de a poco pero con mucho empuje su oferta de “data journalism”. Desde un blog, luego desde acciones individuales según la situación y ahora lanzó su Data Store. Un lugar donde encontrar información cruda, analizada o visualizada. Desde Wikileaks, datos de gobierno, del propio medio. Con un buscador para rastrear por sus “datasets”, su Open Plataform, etc. Un lindo proyecto que habrá que seguir de cerca.

Guardian y la BBC experimentan con Crowdmap

Ambos medios recurrieron a Crowdmap para cubrir hechos distintos: el Guardian para la visita del Papa y la BBC para la huelga en el metro de Londres. En los dos casos pidieron ayuda a su audiencia para ofrecer una mayor cantidad de voces sobre los acontecimientos.

Crowdmap es un servicio gratuito donde los usuarios pueden subir sus contenidos, geolocalizarlos y visualizarlos en un mapa con su correspondiente línea de tiempo.

Es interesante observar la experiencia. No sólo por el volumen de participación, sino también por el expreso pedido de ayuda a la audiencia a participar: “los grandes medios no pueden estar en todas partes al mismo tiempo, por lo que estamos pidiendo su ayuda también”. Y no se trata de un mezquino razonamiento del tipo: ah! Sólo hacen trabajar a sus lectores y gratis. No. Como bien aclaran, enviaron un equipo de corresponsales, bloggers, fotógrafos y columnistas para seguir los acontecimientos. Pero está claro que no lograrán cubrir tanto como la sumatoria de asistentes y testigos de esos actos. Para mi modo de ver es una buena experiencia de Crowdsourcing aplicada en medios.