Sobre los inicios de Internet en Argentina

En el principio, había un cuartito. Ahí reinaba una PC con 640K de memoria y un disco rígido de 10 megas, es decir menos capacidad que la de un chip de un celular. La computadora se conectaba a través de un cable con otra máquina en un espacio más amplio, donde estaban distribuidas algunas terminales con sus respectivos teclados y monitores. También había un calentador eléctrico dedicado exclusivamente a la pava para el mate. Hacia este laboratorio, ubicado en el segundo piso del Pabellón I de Ciudad Universitaria, se dirigían profesores, alumnos e interesados en comunicarse con el mundo a través del correo electrónico.

Así comienza el artículo publicado en P/12 sobre los pioneros de Internet en Argentina. Más que recomendable historia contada de manera minuciosa por Federico Novick.