“Esto no es periodismo”

Un usuario (anónimo) enojado con los medios por la publicación de “rumores”, “trascendidos” y demás falsedades constantes en el ámbito tecnológico; decidió armar una trampita a los periodistas. Envió un correo, haciéndose pasar por un trabajador de Microsoft, con mucha data inventada. En pocas horas, la “información” salió publicada en varios medios y blogs especializados. Sin chequear la información y con el sólo propósito de “llegar primero”. Lo cuenta en este Tumblr con una sola entrada y sin identificación. Si quieren, pueden creerle…

El Crowdfunding en el periodismo de la mano de Kickstarter

Kickstarter publicó unos cuantos proyectos periodísticos para que ‘la gente’ done dinero para financiarlos. En épocas de modelos de negocios poco claros para el periodismo, recurrir a los usuarios para obtener una financiación parce ser -en algunos casos- un camino viable.

En los destacados de 2012 de Kickstarter hay unos cuantos casos de éxito. Lo llamativo es que no son siempre “sitios de noticias”. Hay trabajos de cobertura puntuales y hasta programas de radio. Radio Ambulante es uno, y hasta un show sobre diseño y arquitectura.

Por supuesto, esto no es la panacea. Pero puede ser un camino, claro está.

Periodismo mordido

En los últimos días me llegó desde distintos lugares (agregadores, Twitter, referencias en otros blogs) un artículo de Stijn Debrouwere llamado “Fungible“. Decido comentarlo porque cambia un poco la óptica de los argumentos -que ya saturan- sobre “el futuro del periodismo”. Es una mirada fresca y no tan optimista, en principio.

El argumento central gira entorno a los nuevos hábitos de los consumidores de contenidos. Es decir, todos nosotros. Que los medios ya no son gravitantes ni tienen el peso que solían tener en distintos rubros. Pone muchos ejemplos, destaco los más salientes. Tengan en cuenta que habla sobre servicios y productos en inglés, que quizá aquí no tienen tanta relevancia como sí la tienen en los países donde se habla esa lengua.

– Servicios de música online (como Spotify o cualquier otro) reemplazan las revistas especializadas como medio para conocer nueva música. Ahora basta con darle un click y escuchar en ese instante qué tal el nuevo disco de, o las recomendaciones de mis amigos, o las bandas relacionadas a la que nos gusta, etc. “More music and less bullshit“, dice.
– Amazon, Netflix o IMDB como inmensas bases de datos donde encontrar recomendaciones y críticas de películas y/o libros. Para qué ir al suplemento de entretenimiento.
– Nichos y comunidades específicas que supieron tener -si es que aun siguen vivas- sus publicaciones. Como aficionados a la guitarra Telecaster, jardinería o panadería. Ahora obtienen información, recursos gratuitos y debates online.
Wikipedia reemplaza a las organizaciones de noticias porque tiene muchísima información sobre cualquier cosa que no pasó hoy o ayer, dice Debrouwere.
– Seguir a las personas correctas en Facebook o Twitter (y otra gran cantidad de sitios locales que no son medios) te contarán mejor lo que pasa a tu alrededor.

Los ejemplos siguen. Y su autor concluye con que hay una gran cantidad de sitios y servicios que “muerden” el terreno del periodismo.

Su autor sostiene (y acuerdo) que Youtube, Facebook y el largo etcétera que domina hoy Internet no es periodismo. Ni siquiera una alternativa. Everyblock tampoco lo es. ¿O sí? ¡Qué importa! A nadie le importa. Lo cierto es que sus lectores/usuarios lo consumen en lugar de las noticias de los medios. Y mientras más jóvenes más se acentúa la tendencia.

La argumentación es más extensa y allí se aclara que no se trata de si el periodismo va a morir y simplificaciones pavas de ese tenor. Las personas -todos nosotros- seguiremos consumiendo noticias. Tampoco importa si el papel morirá o resistirá con menos ejemplares semanales.

El eje de la cuestión pasa por otro lado. Los hábitos ya no son los mismos. Algunos contenidos, información de actualidad, algún aprendizaje, las críticas, ciertos análisis, agenda, las relaciones, la discusión, la profundidad de las noticias; ya no están necesariamente en los medios de comunicación. Hay un ecosistema, comunidades online y una larga cola de servicios/productos que están mordiendo el terreno que supo ser de los medios.

Esto dice Fungible. Al menos esto interpreté.

Nota: el 98% (por decir una cifra elevada) del contenido que se publica en este blog y las decenas y decenas de blogs que leo diariamente relacionado a la temática que trato; no tienen el suficiente espacio en los medios tradicionales. Y no es un defecto ni error de los medios tradicionales, en absoluto. Sería imposible que abarquen todos los temas. Lo que digo es que como yo, muchos buscan fuera de ‘lo tradicional’ la información y la comunidad que les interesa. Antes leía la sección “Medios” de los diarios. Ahora no hace falta. En general es información vieja. 

Foto

Tumblr presenta Storyboard

¿Alguien se acuerda de Twitter Stories? Ese micro sitio creado para contar historias destacadas relacionadas con la red social. Es una mezcla de curación de contenido con producción propia que busca promocionar el universo alrededor de los usuarios.

Ese mismo espíritu envuelve a Storyboard, el sitio creado por Tumblr para destacar historias a partir del contenido publicado en la plataforma. En ambos casos se contrataron algunos periodistas para realizar el trabajo. La temática es variada. En el caso de Tumblr se suman los formatos que soporta: video, fotos, texto. Y van desde artículos sobre medios (NYTimes) al rock (Michael Stripe) y hasta el diseño propio de Tumblr.

Ya tenían un blog “semi-oficial” (sic) donde publicar contenido. De hecho allí realizan el anuncio y además invitan a los usuarios a participar a todos publicando contenidos con el hashtag #Storyboard.

Lo explican ellos mismos en el siguiente video.

La genial nueva estrategia de Reuters: sentido común

Estoy seguro que si se hiciese una encuesta entre trabajadores de prensa, las medidas adoptadas por Reuters (o que están ejecutando) estarían entre las más elegidas:

  • Exigirán largos y profundos informes de investigación en todas sus áreas.
  • Mejores sueldos (aunque también menos periodistas…).

Algunas medidas más como la extensión de tiempo en las corresponsalías, mejoras en el sitio web, entre otras; también están incluidas.

¿Alguien se opone?

Más info en esta nota que habla sobre los cambios editoriales de Reuters que los enmarca en una estrategia para ganar el Pulitzer. Como sea, y según esa información, tiene sentido. | Vía: Silvia Cobo.

 

“No podemos seguir haciendo periódicos del siglo pasado”

Arsenio Escolar, director del diario 20minutos, habló con APMadrid sobre los cambios que está llevando adelante el medio y se verán a mediados de año. Rescato algunas declaraciones:

[quote style=”boxed”]

No podemos seguir haciendo periódicos del siglo pasado. Nos hemos planteado todo desde cero, partiendo de la idea de que los periódicos de papel se siguen haciendo, en general, igual que antes de que existiera internet.

No debemos seguir siendo un diario de noticias. Los lectores ya no se informan por los diarios. Buscan en ellos otras cosas, y como no las encuentran, no los leen.

El papel tiene futuro, sin ninguna duda; eso sí, hay que buscárselo.

Tenemos claro que parte del desarrollo de los medios es arriesgarte o ir probando en cada una de las plataformas nuevas que vayan apareciendo. Si cada vez hay más tabletas y smartphones, tienes que pensar que son una oportunidad. Todos los proyectos los vinculamos a desarrollos técnicos.

Nos hemos tenido que adaptar todos, desde el último becario hasta el director. Si como periodista te niegas a seguir las corrientes dominantes en la transformación del oficio, de la tecnología y de la sociedad, te estás echando tú mismo de la profesión.[/quote]

La historia cíclica del periodismo

La idea de que la historia es cíclica puede servir para pensar a los medios. No creo que sea aplicable a todos los casos, pero tal vez al que me voy a referir sí. Y cuando digo cíclica no pienso en una repetición aburrida del pasado, una copia exacta que gira y una otra vez. Más bien como un espiral, donde se pasa por el mismo lugar pero de diferente manera. (Puede sonar confuso, pero hay voy).

Dos artículos publicados esta semana me llamaron la atención sobre cómo el pasado de los medios, ese momento en que es atravesado por la industrialización, sufrió una metamorfosis que lo cambió todo. Uno es Aggregation is deep in journalism’s DNA y el otro The Death of the Editor and the Rise of the Circulation Manager (para leerlos en ese orden).

Un documento escrito en 1923 (pueden chequearlo más abajo) daba cuenta de las ¡horribles! transformaciones que estaba sufriendo el periodismo y los medios en general. Detalla 8 puntos muy interesantes. Entre ellos se destaca: el uso abundante de fotografías por sobre el texto, la homogeinización del contenido, la búsqueda de sumar artículos para engrosar las páginas con publicidad, sindicar contenidos y la transformación del rol del editor en un “circulation manager”, “un buen vendedor”.

¡Coincidencia! Agregadores, granjas de contenido, el deterioro del “periodismo de calidad”, el “sensacionalismo” (léase cómo Daily Mail llega a convertirse en el sitio más visitado de noticias del mundo)… cuantas equivalencias encontramos sobre la dirección que están tomando los medios digitales con la de aquel entonces.

[quote style=”boxed”]Your magazine is concise and to the point. It represents five good magazines in one.[/quote]

Ese comentario lo dejaron en la revista Time en 1923. ¿Buscaba un agregador?

El hecho es que tal vez, arriesgo, el comportamiento del consumo de contenidos no cambió nada. Cambió el soporte, la manera de acceder. Pero no de hacerlo. Con otra técnica, sí. Pero buscando los mismos resultados. Incluso en aquella época se debatía la idea de sumar publicidad y ver al editor como un buen vendedor. Y quedaba subyacente cómo conseguir el equilibrio entre objetivos cumplidos (publicidad, ejemplares vendidos, etc.) y calidad. Tal vez lo que hoy se suma como variable es que la publicidad aun no logra sostener las grandes estructuras de los medios tradicionales, pero ese ya es otro tema.

De balde

Mi periódico pidió años atrás una colaboración a Camilo José Cela y el Nobel español dijo que lo haría por una cantidad de dinero. Cuando desde la redacción trataron de regatear el precio, su respuesta fue enviar el folio gratis y concluir el artículo diciendo que los escritores son como los toreros y las putas, “que pueden torear en festivales o joder de capricho, pero sin bajar los precios jamás”.

La anécdota viene a cuento porque se está poniendo de moda entre los medios españoles pedir artículos, fotografías y vídeos a cambio de nada. Se asume que los periodistas estamos tan desesperados como para trabajar de balde, quizá con la esperanza de que el cliente quede satisfecho con el servicio y vuelva a por más.

Así arranca “Putas y periodistas“, de David Jiménez,

sobre la crisis de los periodistas en España y ¿en cuántos países más?

Superdesk: software de código abierto para gestionar redacciones

Sourcefabric anunció ayer la salida de Superdesk: un gestor online de código abierto para redacciones. Y no sólo para medios de comunicación digitales, también radio, televisión y papel.

Por el momento está en beta cerrada, pero prometen que la herramienta será capaz de “proporcionar a todo tipo de periodistas la capacidad de gestionar, verificar, procesar y presentar todo tipo de informes a través de múltiples plataformas”.

Además permitirá interactuar con APIs, editar de manera colaborativa y hasta traducción de textos.

Aquí un video promoción de un producto que promete:

Vía: Periodismo Ciudadano y Wired.

Periodistas anfibios

“Nosotros lo que hacemos, incluso cuando contratamos a periodistas tradicionales en Estados Unidos, es asegurarnos de que son lo que llamamos anfibios, que puedan andar en tierra y nadar en el mar. Necesitamos ese tipo de periodistas anfibios para el futuro, porque queremos que abracen por un lado las grandes tradiciones del periodismo clásico, en cuanto a precisión, comprobación, ecuanimidad, búsqueda de la verdad o impacto informativo, y al mismo tiempo nos sentimos muy cómodos con las nuevas reglas del camino, el tiempo real, la tecnología que nos permite interactuar o la participación de los lectores. Y no todo el mundo está preparado para ambas facetas”.

Arianna Huffington en “Comunicar es el nuevo entretenimiento de la gente“, una excelente entrevista realizada por @borjaechevarria para El País.