Sonda Rosetta mata #BreakTheInternet

#BreakTheInternet

A photo posted by Kim Kardashian West (@kimkardashian) on

La semana que pasó quedará en la historia por un hecho que trasciende dimensiones conocidas y por ser el portador de imágenes épicas que lograron replicarse en las redes sociales a velocidad galáctica. No hablo del culo de Kim Kardashian, ese que posó en la tapa de la revista Paper y se propuso romper Internet. Me refiero al módulo Philae, ese que la sonda Rosetta ayudó a aterrizar en un cometa y emitir desde allí unas imágenes en blanco y negro que nos hacían pensar en los dibujos de Antoine de Saint-Exupéry.

Cualquier analista hubiera apostado su reputación online por dar ganador a ese tremendo baúl retocado con Photoshop antes que el #CometLanding, tal el hashtag que se utilizó en países de habla inglesa para referirse al trabajo de la Agencia Espacial Europea. Pero se hubiese equivocado porque según un análisis de The Wall Street Journal el pequeño Philae pudo contra el exuberante Kardashian, al menos en cantidad de menciones.

OG-AD098_kardas_G_20141113132806

Incluso el mismísimo Twitter ofrece datos a favor del cometa. Algo insospechado.

Más allá de resultados cualitativos, lo importante a saber aquí es que podemos quedar estupefactos por la belleza de los astros, el desafío que representa para la física tremendo acontecimiento y la confirmación de que aun tenemos la capacidad de sorpresa intacta.

Para terminar les dejo el tweet más ingenioso que dejó el #BreakTheInternet: