Todos los caminos conducen a Star Wars [Experimento]

Un viernes de lluvia es un día ideal para hacer este tipo de cosas. Contar una serendipia. Aunque no estoy seguro si se le puede llamar así a un hecho repetitivo.

El hecho es el siguiente. Desde que estoy en Internet por todos lados, todos ustedes, no dejan de hacer referencia a la serie de películas creadas por George Lucas llamada Star Wars. Chistes, infografías, visualizaciones, videos, fails, cantidad de posts, publicidades, juegos, usuarios falsos, memes, cyber movilizaciones, críticas. Todo remite a Star Wars. Y el caso es que nunca vi ninguno de esos films. NUNCA. Aquí no importa lo excluído que me sienta. Lo fuera del sistema cultural que puede provocar no haber visto jamás a un tal Darth Vader  o un fulano que apodan Jedi. Lo inconcebible es la cantidad incalculable de pestañas de mi navegador que tuve que cerrar al llegar al final del camino. Es decir, a Star Wars.

No exagero pero les pido que me crean. Sería imposible contabilizar las veces que se vieron frustradas mis iniciativas de navegación web. Tampoco es la muerte misma: sólo con destinar 899 minutos de mi tiempo para ver todos los episodios se soluciona el problema (a futuro, porque cómo recuperar todos lo que ya vi y no comprendí).

Para que comprendan de lo que hablo les voy a mostrar un típico caso de navegación azarosa frustrada.

Todo comienza con un post típico de Neatorama: una chica gato que se mete dentro de una caja:

Neatorama

Decidí seguir la pista de la chica gato (¡oh, los gatos!) y pulsé en el enlace de “Vía Craft“. Me encontré más o menos con el mismo post, así que seguí el enlace de “Maru costume” donde aparentemente comenzó todo:

Ignoro la primera foto con un chico vestido de negro y máscara (¡se enciende la alarma Star Wars!) y ya un poco aburrido, doy click en “honey badger“, un video en Youtube:

El video transcurre con un relator casi tan gracioso como el animal. Y de la misma manera en que caigo en todas las trampas del marketing en los supermercados, suelo caer en todos los “call-to-action” más o menos tontos que hay en la web. Es así como pulso el enlace que me vende: “VISIT* FOR MORE OF RANDALL’S ANIMALS!!!” (Mayúsculas en el original). Y caigo aquí:

Llego al enlace (estaba acortado por Bit.ly y no sabía dónde me llevaba) y no era más que el perfil de ese usuario… A punto de cerrar todo para recomenzar veo un comentario de un usuario que agradece y ofrece un enlace donde encontrar más información de esos “randall’s animals”. Como la lluvia sigue y el tiempo -sólo por hoy- sobra un poco, voy a ese link que no es más que un artículo de Huffington Post.

Allí la historia completa, el narrador Randall, gran personaje, que publicó un libro y bla bla bla. Una vez más estoy a punto de naufragar y… entre todo el ruido que ofrece el HuffPo al navegante, encuentro una nota relacionada sobre comedia con la foto de Mike Tyson y un título que incluye el nombre de Charlie Sheen… Doy mi click.

La nota radica en algo que pasó en algún evento y ponen el video. Tarda en cargar el tiempo suficiente como para querer abandonar la historia y veo que en lo “Hot on Twitter” hay una nota sobre ‘algo’ que descubrió la NASA.

Y aquí estamos “Star Wars” en el título. Y un descubrimiento que “evoca imágenes del planeta natal de Luke Skywalker, Tatooine, de la Guerra de las Galaxias”. ¿Qué me queda? Darle click al artículo de Wikipedia donde explican cuál es ese planeta, Tatooine.

Así es como llego UNA VEZ MÁS al artículo de Star Wars en Wikipedia

Visto así parecen horas perdidas, pero no. Fueron escasos minutos. Aunque no lo únicos. Estos que siempre me llevan a La Guerra de las Galaxias, una gran caja de pandora para mí.

Publicado por

Nicolás Píccoli

Periodista. Leo, aprendo y hago cosas en Internet. Llámeme Licenciado. Soy @sic

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *