Una (mala) experiencia en Periodismo Participativo o Ciudadano

Una de cal y otra de arena sobre periodismo online. Casi siempre hablamos de los casos exitosos de internet, de los beneficios que hay para todos y lo felices que somos aquí. Pero está claro que esto no siempre es así, miles de proyectos caen por diferentes razones o no logran conseguir el objetivo de mínima.

Comentaremos un caso interesante sobre un sitio de “Periodismo Ciudadano” que debió cerrar sus puertas. Su creador, John Ndege, ha escrito en su blog las razones y me parecen que está bueno escuchar lo que dice. Existen infinidad de variables por las cuales un sitio puede no funcionar, pero creo que de su planteo se pueden llegar a algunas conclusiones generales.

El sitio se llamaba ScribbleSheet (todavía está online pero fuera de servicio) e invitaba a todos a enviar noticias sobre política, tecnología, negocios y cultura. Los principales argumentos del cierre, cuenta John, fueron la falta de buenos redactores y la financiación. Vamos por partes.

“La mejor manera de contratar a buenos escritores es una buena paga. Pero las startups no tienen dinero para pagar a los escritores y la publicidad CPM están cayendo como piedras”, dice John, y agrega que pagarles poco sería un insulto. Y aquí está el principal problema: necesitás financiación.

Y cuenta que la mayoría de los sitios de Periodismo Ciudadano resolvieron el tema alimentando sus sitios con noticias de agencias de noticias (como Newsvine). Lo cual tergiversa el espíritu de este tipo de servicios que se supone son para que cualquiera pueda expresar su historia .

Algunas soluciones

Existe el ejemplo de Instablogs cuyo modelo combina ambas cosas: “periodistas ciudadanos” y cables de noticias. Si tenemos en cuenta que en su última ronda de financiación obtuvieron 3 millones de dólares, podemos pensar que les ha salido bien la idea (aunque John opine que no).

Otro modelo viable, que supone el ideal para combinar este tipo de periodismo y negocios, es el que implementó New Public. Realizaron una alianza con AP por la cual le proveen contenido a esa agencia y luego (se supone) le retribuyen al autor de la historia algún porcentaje de la ganancia. Posicionándose también como agencia de noticias “ciudadana”.

Reitero: pienso que las variables de que un sitio no funcione son infinitas, pero los argumento de John sirven para tener en cuenta al momento emprender un proyecto. Como dijo Sergio Monsalve en Start me Up, “he tenido muchos fracasos en internet y de todos ellos aprendí algo”. Bueno, aquí aprendemos de la experiencia de otro 😉 .

Publicado por

Nicolás Píccoli

Periodista. Leo, aprendo y hago cosas en Internet. Llámeme Licenciado. Soy @sic

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *