Vendo Blog

enventa.jpgHay sólo un elemento que nos priva de tener un blog de gran valor monetario: el tiempo. Podemos lograr el mejor desarrollo para un blog: contenidos, servicios, ideas, diseño, actualización. Todo. Pero para posicionarlo, generar una gran cantidad de visitas y en consecuencia, provocar una rentabilidad interesante; el tiempo es el principal rival a vencer.

Muchos dirán que no es necesario tanto tiempo. El ejemplo de John Chow y cómo logró generar semejante cifra, o el medio millón al mes que (dicen) gana Techcrunch a sólo 2 años desde su inicio. Pero como sea, en mayor o menor medida, se necesita algo de tiempo.

Es entonces que el valor de un blog con años de vida y una cantidad interesante de artí­culos cobra un valor importante. Imaginen cuánto puede costar un blog como Microsiervos, Alt1040, Engadget, Boing Boing o el mismo Techcrunch.

Me pregunto cuánto falta para que comiencen a surgir sitios donde vender/comprar blogs. Puede que existan ofrecimientos, pero si la burbuja continúa creciendo no me extrañarí­a que además de ser rentables, los blogs “personales” se conviertan en un objeto virtual de gran valor real. Y no hablo de monetizar tu blog, sino de venderlo completamente, incluso con las opiniones y perfil que has construido por años.

Ah! Yo, no vendo el blog…

…por ahora.

Publicado por

Nicolás Píccoli

Periodista. Leo, aprendo y hago cosas en Internet. Llámeme Licenciado. Soy @sic

7 comentarios sobre “Vendo Blog”

  1. Efectivamente, a mi me gusta bloggear pero acepto que es una ruina en cuanto a tiempo… si todos los recursos “mentales” que dedico al blog los canalizara en otra cosa, por ejemplo, el trabajo, quizás me irí­a mejor…

    Lo que también encuentro difí­cil es hacerte escuchar. Lo que más visitas proporciona es el menéame, pero enseguida te tachan de spam o te tienes que someter al tajante y conocido juicio de algunos de sus usuarios …

    Saludos!

  2. Como en tantas cosas bloguear requiere de entusiasmo, ganas, pasión y muchas cosas más que nos motiven para que cada dí­a escribamos algo que nos haga sentir bien. Un poco de eso se trata ¿no? En cuanto a hacerte escuchar me parece que con el bendito tiempo llegará, casi que ni vale la pena auto menearse y esas prácticas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *